• Twitter Classic
  • Facebook Classic

SECCIÓN: ARTE.


TÍTULO: UNDERWATER (TEATRO CALDERÓN, VALLADOLID) Y BAJO EL AGUA (GALERÍA LA MALETA, VALLADOLID), ÚLTIMAS EXPOSICIONES INDIVIDUALES DE JOSÉ MARÍA MARBÁN.


Juan Gil Segovia.
Universidad de Salamanca.


Imagen de portada: Sin título (detalle), de la serie “Underwater” de José Mª Marbán,

impresión digital sobre papel de algodón montado sobre aluminio, 146 x 100 cm.


Palabras clave: Arte, digital, fotografía, imagen, pintura.
Keywords: Art, digital, photography, picture, painting.


Subtítulo: Pintura y fotografía en remojo.


Resumen:


En este 2016, en Valladolid, y con un breve espacio de tiempo entre ambas, se han podido ver dos exposiciones individuales del artista José Mª Marbán. Normalmente no es habitual ver dos muestras del mismo artista en la misma ciudad en un solo año, pero esta situación, para nada negativa, nos va a servir para sumergirnos en la obra reciente de este creador y, ya de paso, hablar de las relaciones entre pintura y fotografía, y las posibilidades de la imagen digital.


Abstract:


In this 2016, in Valladolid, and a short time between the two, have seen two solo exhibitions of the artist José Mª Marbán. Normally it is not usual to see two exhibitions by the same artist in the same city in a single year, but this situation, not at all negative, we will serve to immerse ourselves in the recent work of this creator, and by the way, speaking of relations between painting and photography, and the possibilities of digital image

.


Introducción.


José Mª Marbán (Valderas -León-, 1959. Vive y trabaja en Valladolid), comienza su andadura en el mundo del arte en la década de los ochenta, practicando una pintura abstracta y matérica que podríamos encuadrar dentro de la abstracción lírica. Posteriormente, con el auge de la tecnología digital, empieza a trabajar con la imagen fotográfica pero entendiendo esta como una forma de renovación pictórica. Ha realizado numerosas exposiciones, tanto individuales como colectivas, entre las que destacan Four Seasons Room en el Museo Domus Artium 2002 (DA2) de Salamanca (2015) o sus participaciones en las ferias ArteSantander y Art/Salamanca de la mano de la galería Benito Esteban (Salamanca).


Vista de la exposición “Underwater” de José María Marbán en la sala de exposiciones del Teatro Calderón de Valladolid. Junio – julio de 2016.


Sus dos últimas exposiciones individuales son: Underwater en la sala de exposiciones del Teatro Calderón (junio – julio de 2016) y Bajo el agua en La Maleta galería de arte (octubre – noviembre de 2016), ambas en Valladolid. La primera se produce en un espacio público (dependiente del Ayuntamiento de Valladolid) y la segunda en uno privado. La celebrada en el espacio municipal ha sido realizada en el marco del proyecto CreArt (Red de Ciudades para la Creación Artística), que es un proyecto de cooperación cultural europeo para la promoción de la creatividad artística, en el que participan 13 ciudades e instituciones europeas 1, siendo Valladolid la única integrante española. A estas dos exposiciones individuales habría que añadir su participación en la muestra Las formas del silencio, una exposición colectiva de fotografía en torno al silencio y el sonido comisariada por Juan Santos y Rubén Polanco en El Huerto del Tertuliano 2 (Fuente Olmedo -Valladolid-, del 25 de Septiembre al 15 de Noviembre de 2016).


Pintura y fotografía.


Cuando hablamos de pintura y de fotografía lo hacemos sobre el discurrir de dos caminos, cuyos trazados son casi siempre paralelos, únicamente dejan de serlo cuando se cruzan entre sí. Una de estas encrucijadas es la obra que José Mª Marbán ha desarrollado (y mostrado) en los últimos años.
Este cruce de caminos es un delta muy fértil, y ha sido ya numerosas veces revisado, incluso aquí, en Castilla y León. Exposiciones como Pintura sin pintura (itinerante en 2001-2002, Salamanca, León, Valladolid...), Video Kill The Painting Star en el DA2 de Salamanca (2007) o Good save the queen. Sobre Pintura en la Colección MUSAC (León, 2015) así lo atestiguan, y José Mª Marbán podría haber formado parte de la nómina de artistas de cualquiera de ellas.


El lugar de José Mª Marbán en el espectro pintura–fotografía sería “intermedio” 3, oscilando levemente hacia uno u otro lado en función de sus intereses. La equidistancia relativa que guarda el trabajo del artista entre ambas disciplinas se escoró hacia una vertiente más documental, en muestras como Four Seasons Room en el DA2 de Salamanca, una exposición que se pudo ver posteriormente en el Palacio Quintanar de Segovia (ambas en 2015). Sin embargo, en estas últimas exposiciones de 2016, su trabajo se torna más abstracto, aunque sin dejar de integrar aspectos reconocibles.
No obstante, la tendencia a la abstracción no es el único pilar en el que se sustenta la idea de que las imágenes digitales de José Mª Marbán tienen alma de pintura. Casi todas las piezas de esta serie son obras únicas, no se edita una tirada de varios ejemplares, y su presentación remite en muchos casos a la pintura, huyendo generalmente del enmarcado/encapsulado que estila en lo fotográfico.


1 http://www.info.valladolid.es/cultura/artes-plasticas-y-museos/creart
2 http://www.elhuertodeltertuliano.com/
3 TANARRO, A.: “Lo que pinta el agua”, El Norte de Castilla, 7 de julio de 2016, p. 42.

 

“Mutación I”, impresión digital sobre papel de algodón, 34 x 46 cm.


En la introducción se han mencionado los inicios de José Mª Marbán, ligados a la pintura informalista, con referentes como Antoni Tapies o Anselm Kiefer. Pero, en un determinado momento, sintió que había tocado techo y vio en la tecnología digital una nueva vía muy interesante. Algo parecido debió pensar Albert Oehlen, aunque los resultados de las experimentaciones digitales de uno y otro no tienen nada que ver. Para José Mª Marbán “los nuevos medios pueden hacer cosas que con la manos es imposible”, y sí, seguimos hablando de obras abstractas (o casi). Y es que el virtuosismo técnico no es patrimonio exclusivo del hiperrealismo, entiendo perfectamente esta sentencia del artista, hay determinados efectos y matices muy concretos que no se pueden conseguir manualmente.


La amplitud de miras con la que José Mª Marbán aborda las distintas disciplinas se aprecia también en que ha titulado algunas de sus obras como Dibujo preparatorio. En este punto, quizá es preciso citar el inicio del texto del catálogo de la exposición Underwater, en el teórico Javier Panera habla de la transformación que han sufrido las artes visuales en las últimas décadas y que han desembocado en una especie de “pictorialidad difusa”, en la que no existe una pintura o fotografía puras, sino una hibridación (formal, conceptual o ambas), por lo que quizá deberíamos empezar a hablar genéricamente de “imagen”4.

 


Bajo el agua.


El tema del agua es atractivo y complejo al mismo tiempo. Sin ir más lejos, este mismo año se está celebrando en la localidad Zamorana de Toro otra edición de Las Edades del Hombre con el agua como elemento aglutinador de esta muestra-espectáculo. Pero no nos desviemos, aquí no se trata de hacer proselitismo religioso.


El agua, como decía, es un tema atractivo y complejo, nosotros lo somos mayoritariamente, el planeta también lo es y es lo primero que buscamos en otros planetas (puesto que sin agua no hay vida), unos planetas de los que sabemos más, por cierto, que de las fosas abisales de nuestros océanos. El líquido elemento como material creativo viene de lejos, y se ha abordado de múltiples maneras, desde las piscinas de David Hockney hasta Piss Christ, una fotografía de un crucifijo sumergido en la orina del propio autor (agua, al fin y al cabo), que es la obra más conocida de Andrés Serrano.


De forma más concreta, el acercamiento que realiza José Mª Marbán a esta temática se desdobla en dos vertientes que podríamos denominar agua real y agua imaginada. La primera, relacionada en cierta medida con su faceta documental anteriormente citada, parte de la observación paciente del medio natural y la captación imágenes muy concretas. Todos hemos visto (incluso muchos hemos hecho) fotografías en las que el agua que fluye queda representada de una manera borrosa y desvaída, a la vez que sugerente. Esto es debido a la naturaleza del propio medio fotográfico, incapaz, en ocasiones y en según qué condiciones, de parar el movimiento, tal y como ocurría en los retratos del siglo XIX, en los que el retratado debía estar totalmente quieto durante los largos tiempos de exposición de las primeras cámaras.


No obstante, en pocos años, se redujeron enormemente esos tiempos, posibilitando la aparición de la cronofotografía. Esta es una secuencia de varias imágenes tomadas en un


4 PANERA CUEVAS, F. J.: “´Be Water My Friend!` Consideraciones sobre la obra post-fotográfica de José María Marbán”, MARBÁN, J. M.: Underwater (Catálogo exposición), Valladolid, Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, 2016, p. 3.


espacio de tiempo muy corto, lo que ayudó mucho en su momento a capturar cosas que a simple vista pasan desapercibidas para el ojo humano, especialmente el movimiento. Es célebre el descubrimiento de que las cuatro patas de los caballos, en carrera, en algún momento se separan del suelo, algo que hasta el siglo XIX no se sabía a ciencia cierta. Se trae a colación esta técnica debido a que José Mª Marbán retoma este espíritu, ayudado en su caso por la potente tecnología digital, cuando captura con su cámara los dibujos automáticos que trazan, azarosamente, las corrientes de agua, es esta su manera de hacer visible lo que es invisible.


“Transmutación”, impresión digital sobre papel de algodón, 34 x 51 cm.


Ambas corrientes suponen dos tipos de narrativas en el fondo muy similares, es la forma lo que es relativamente distinto. Las imágenes de agua real, creo, interesan al artista por su abstracción potencial, aunque resulte paradójico. Las gotas de agua, en palabras del propio artista, “recorren una caprichosa trayectoria en un corto espacio de tiempo, suficiente como para dibujarla en el sensor de la cámara, formando así la apariencia de abstracción cuando en realidad no lo es”.


Agua imaginada, en cambio nos introduce en otro mundo, a medio camino entre lo natural y lo artificial, entre lo que el artista toma del natural y lo que dibuja en la pantalla de su ordenador. En los años 90 del pasado siglo comenzó a hablarse de post-fotografía, un término que se hizo más conocido pasado el año 2.000, al mismo tiempo que se expandía la tecnología digital. Estos trabajos de José Mª Marbán podrían relacionarse con la fotografía después de la fotografía (de hecho, Javier Panera así lo hace), por esa conjunción de lo real y lo artificial, ya que la post-fotografía es precisamente eso, una imagen tomada del mundo real pero que ha sido manipulada y modificada digitalmente a conciencia.


Sobre la imagen fotográfica (ya sea analógica o digital), una vez pasado el impacto de los primeros momentos, siempre ha sobrevolado la sombra de la duda de su objetividad. No obstante, en función del ámbito en el que nos movamos esto es algo bueno, malo o regular. Aquí y ahora esto es algo para nada negativo, la tecnología digital aplicada a la creatividad artística es un campo en el que no nos podemos negar a entrar. Si José Mª Marbán fuera un fotoperiodista sería éticamente reprobable la manipulación de imágenes, pero como no lo es lo que debemos hacer es apreciar el mundo personal, subjetivo, un tanto onírico quizá, que nos muestra el artista a través de su agua imaginada.

Bibliografía.


TANARRO, A.: “Lo que pinta el agua”, El Norte de Castilla, 7 de julio de 2016, p. 42.


PANERA CUEVAS, F. J.: “´Be Water My Friend!` Consideraciones sobre la obra post-fotográfica de José María Marbán”, MARBÁN, J. M.:

Underwater (Catálogo exposición), Valladolid, Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid, 2016, p. 3.


Webgrafía.


http://www.elhuertodeltertuliano.com/


http://www.info.valladolid.es/cultura/artes-plasticas-y-museos/creart


http://josemariamarban.blogspot.com.es/

 
 

Vista de la exposición “Underwater” de José María Marbán en la sala de exposiciones del Teatro Calderón de Valladolid. Junio - julio de 2016.

“Mutación I”, impresión digital sobre papel de   algodón, 34 x 46 cm. "Bajo el Agua". Galería   La Maleta. Oct / Nov de 2016.

“Transmutación”, impresión digital sobre papel de         algodón, 34 x 51 cm. Exposición: "Bajo el Agua". 

 Galería La Maleta. Oct / Nov de 2016